5 tipos de tacos mexicanos

El taco es uno de los platos más emblemáticos de México en la escena internacional, gracias a su amplia gama de tamaños, texturas y rellenos. Desde un vendedor ambulante hasta un restaurante gourmet y puedes disfrutar desde un solo ingrediente hasta una comida completa en un solo taco, en Restaurante Grupo Pampas encontrás una gama amplia de tacos para deleitar tu paladar. 

Aquí te dejamos una lista de 5 tacos mexicanos que no te puedes perder y, sin duda debes probar:

1. Tacos al pastor
Los tacos al pastor son sin duda uno de los tacos más populares. Los tacos de trompo, como se conocen en algunas regiones de México por la forma de cocinar la carne en un trompo o parrilla vertical, son el resultado de la fusión de las culturas gastronómicas mexicana y de Oriente Medio.
La receta de la carne al pastor puede variar según la región o el cocinero que la prepare, ya que mucha gente la retoca, pero la carne que se utiliza sigue siendo la misma.

En la mayoría de los platos se utilizan chuletas de cerdo con algo de grasa; estas piezas se marinan con especias y chiles para darles un sabor particular antes de ponerlas a cocer en el "trompo" durante un par de horas.
Los tacos al pastor se elaboran con rodajas de cerdo, trozos de piña, cebolla y cilantro fresco y se sirven en tortillas de maíz.


2. Tacos de Barbacoa
Es uno de los tacos más populares del centro de México, y los mejores lugares para probarlo son Hidalgo y Estado de México.

Se elabora con carne de cordero, y la técnica más tradicional para prepararlo es en hoyo; su preparación es una maravillosa mezcla de culturas, ya que la cocina en hoyo es prehispánica, mientras que el cordero fue traído por los europeos.

El hoyo debe tener un metro de profundidad, con un recipiente en el fondo para recoger los jugos; de ahí se obtiene un caldo (conocido en México como consomé) que se envuelve con pencas de maguey. El consomé hecho con el jugo de la res se sirve generalmente junto a este taco.


3. Tacos de Carnitas
El estado de Michoacán es el mejor lugar para consumirlo. En estos tacos se utiliza mucho el cerdo, que incluso se fríe en su propia grasa.

El método tradicional es cocinarlo en una olla de cobre durante un largo periodo de tiempo, con una variedad de ingredientes que van desde el jugo de naranja hasta el caramelo, y un tiempo de cocción de 3 a 4 horas.

Se puede comer un taco de costilla, o incluso un taco de oreja, con chile cuaresmeo o chile habanero con pepino, o incluso un taco con la piel; de hecho, el taco está hecho casi en su totalidad de carne de cerdo.


4. Tacos de Cochinita
En este taco, popular en el sureste de México, se utiliza carne de cerdo.
Se hace con un adobo de achiote y naranja agria y se envuelve en hojas de plátano, como la barbacoa. La forma tradicional de hacerlo es en un hoyo llamado Pib.

Ahora se cocina en ollas a presión y se sirve con cebolla morada marinada con naranja agria y chile habanero.

5. Tacos de pescado
Se cree que el taco de pescado se originó en Ensenada, Baja California, cuando un vendedor de tacos decidió utilizar todo el pescado fresco que pudiera encontrar.

¿Cuál es la mejor manera de hacer tacos de pescado? Todo lo que necesitas son unos buenos filetes de pescado blanco firme, preferiblemente sin espinas, como tilapia, bacalao o bagre.

A continuación, se corta el pescado con un cuchillo específico para este tipo de carne, como los japoneses, con el que se obtienen pequeñas tiras que se sumergen en una masa y se fríen después. El pescado se envuelve en una tortilla de maíz y se sirve con col verde, cilantro y aguacate.